Núria Risco 

Optometría y terapia visual

Dificultades en el procesamiento auditivo

Después de varias décadas de investigación, el Dr. Bérard (médico y otorrinolaringólogo) afirma que:

1. Los estudiantes más dotados tienen una buena calidad auditiva.

2. Los estudiantes que no alcanzan un nivel aceptable o les cuesta mucho conseguirlo, procesan mal lo que oyen, es decir, tienen mala calidad auditiva.

Después de la visión, el sentido del oído es el que más nos ayuda a orientarnos.


Los problemas auditivos que pueden afectar al aprendizaje son los siguientes:

• Dificultades para localizar la procedencia de un sonido. Tendremos dificultades para orientarnos en nuestro entorno.


• Personas hiposensibles, no son sordas pero tienen la audición entre 10 o 20 B por debajo de lo esperado. Los niños hiposensibles suelen tener un ligero retraso en el lenguaje. Son niños que prefieren juguetes que hacen mucho ruido, hablan muy alto, les cuesta recordar la información auditiva e incluso pueden parecer desobedientes.


• Personas hipersensibles, escuchan por encima de lo normal, no toleran sonidos habituales y naturales del entorno. La hipersensibilidad puede darse en todas las frecuencias o sólo en algunas. Sin embargo, son más usuales en las frecuencias agudas. Cuando existe esta hipersensibilidad, esto afecta a la vida social y emocional. Las personas con hipersensibilidad tienden a evitar espacios ruidosos y en algunas ocasiones evitan las relaciones sociales. En el caso de los niños, estos pueden parecer tímidos o miedosos, se asustan cuando explota un globo u oyen petardos.


Atención auditiva y filtrar figura-fondo. Continuamente estamos expuestos a muchos sonidos, pero sólo prestamos atención a los que son relevantes. Los niños que no han desarrollado bien esta herramienta neurológica de filtrado con frecuencia tienen dificultades en mantener la atención. A menudo, cuando están en el aula captan simultáneamente diferentes sonidos: parloteo de los compañeros, los ruidos de las sillas al moverse, la voz de la maestra, los gritos de los niños del patio, el ruido del tráfico de la calle, etc.


Discriminación auditiva: los niños que tienen dificultades en la discriminación les cuesta mucho distinguir los fonemas, a menudo pronuncian mal algunas palabras por ejemplo dicen: «gomito» en lugar de «vomito» o «pata» en lugar de «bata».

No basta con oír bien. Hay que percibir bien.

Síntomas y signos relacionados con los problemas auditivos

• Anomalías en el lenguaje oral

• Dificultades en la expresión verbal

• Retraso en la adquisición del lenguaje

• Confusión o inversión de letras

• Problemas al pronunciar un sonido o una palabra

• Necesitar que le repitan las cosas varias veces

• Problemas de atención y concentración

• Les molestan los ruidos fuertes, incluso pueden taparse los oídos

• En clase, los niños se despistan con facilidad

• Dificultad para aprender idiomas

• No poder estudiar o trabajar con música o ruidos suaves alrededor

• Incapacidad de recibir varias órdenes al mismo tiempo

• Problemas de conducta y / o emocionales