Tel. 654147737

Núria Risco 

Optometría y terapia visual

La POSTUROLOGÍA es una especialidad interdisciplinar del área de la salud que estudia el sistema tónico postural del ser humano, su regulación, alteraciones, adaptaciones y formas de tratamiento. 
Requiere el trabajo en equipo de diferentes profesionales: optometristas, podólogos, odontólogos, fisioterapeutas, osteópatas, logopedas…

La Posturología nos permite tratar alteraciones y adaptaciones corporales causadas por las consecuentes desalineaciones, traslaciones, oscilaciones y desequilibrios en las cadenas musculares. Estas afecciones causan un gran gasto energético y patologías asociadas que impide la actividad diaria con normalidad y sobretodo la actividad deportiva. Las adaptaciones o patologías presentes las adquirimos desde la infancia, y con la evolución y alteraciones sin tratamiento. Estas alteraciones en la mayoría de ocasiones condicionan dolores, deformaciones y desequilibrios.

Muchas personas padecen de Síndrome de Deficiencia Postural también llamado Síndrome de Disfunción Propioceptiva y no lo saben.
Habitualmente son personas que llevan bastante tiempo pasando por distintos especialistas médicos a los que no se les encuentra ninguna prueba alterada, sin embargo, al hacerles una evaluación postural encontramos que tiene un SDP (Síndrome de Disfunción Propioceptiva).

Desde la optometría se  trabaja la visión como un todo y gracias a la mejoría en las habilidades visuales, se puede mejorar la postura. Además los optometristas especializados en Visión Postural disponemos de prismas activos o prismas posturales que permiten la mejoría de la postura y, con ello, de la sintomatología asociada, dando muy buenos resultados.

Síntomas que nos indican que un problema visual puede afectar a la visión

1. Dolor de cabeza, migraña

2. Falta de equilibrio, vértigos, mareo, caídas frecuentes

3. Problemas de aprendizaje: lectura, escritura, falta de atención

4. Problemas sensoriales: sensación de falso movimiento, visión doble...

5. Problemas de localización espacial: deformación del espacio, dificultad en reconocer la izquierda y la derecha, dificultad en moverse en espacios muy abiertos o donde hay mucha gente.

6. Problemas en la localización corporal: Se muerde la lengua, los labios o las mejillas, choca con las cosas, camina torcido, tropieza con sus propios pies, se le caen los objetos de las manos con facilidad.

7. Descoordinación motora: Dificultad en respetar las líneas, dificultad en los trabajos manuales, dificultad en los dibujos, descoordinación oculomotora.

8. Déficit de convergencia ocular: Rechaza la lectura, se le mueven las palabras, se cansa al realizar trabajos de cerca, fatiga visual.