Evaluación de la percepción visual

La percepción visual es la capacidad de interpretar, analizar y dar significado a lo que vemos. A veces, estas áreas no están bien desarrolladas, de manera que el niño no puede interpretar correctamente lo que ve. Esta habilidad es crucial para la lectura y la escritura. 

Las habilidades perceptivas se pueden clasificar en:

  • Discriminación visual: capacidad de diferenciar las características de un objeto que se parecen mucho. En la lectura, ayuda al niño a diferenciar letras y / o palabras que se parecen mucho.

 

  • Memoria visual: habilidad para recordar de forma inmediata las características de un objeto dado. Esto ayuda a los niños a recordar lo que acaban de leer. Los niños con baja memoria visual fallan mucho en comprensión. A veces, leen en voz alta para poder ayudarse de la memoria auditiva. Otras, copian lo que leen para recordar.

 

  • Relación visual en el espacio: habilidad para distinguir diferencias entre objetos similares que se diferencian en la inversión de alguna característica. Esta habilidad ayuda a distinguir una p de una q y a solucionar habilidades conceptuales en matemáticas.​​

  • Constancia de formas: habilidad mental para manipular formas y visualizar los resultados. Esto ayuda a los niños a distinguir tamaños, formas y orientación. 

 

  • Memoria visual secuencial: habilidad para recordar formas o caracteres en el orden correcto. Es una habilidad que ayuda a deletrear. Cuando esta habilidad está disminuida, los afectados se saltan letras o ponen de más cuando escriben. Normalmente, subvocalizan al mismo tiempo que escriben.

 

  • Figura fondo: habilidad en percibir y localizar una forma o un objeto cuando se están dando varios estímulos visuales. Cuando esta habilidad falla los niños se pierden en la lectura, lo que afecta mucho a la concentración y atención.

 

  • Cierre visual: habilidad para visualizar un todo cuando se da una información incompleta. Esto ayuda al niño a entender mejor lo que lee. Sus ojos no necesitan ver cada letra o cada palabra para reconocerla rápidamente. Los niños que tienen esta habilidad alterada tienen dificultades en completar los pensamientos. Pueden confundir objetos o palabras similares.

  • Los síntomas que se pueden encontrar en un niño con problemas de percepción son los siguientes:

 

  • confusión de letras o palabras similares

  • cometer errores o ser muy lento en copiar de la pizarra al cuaderno

  • escritura sucia o mal espaciada

  • cometer faltas de ortografía

  • invertir letras, números o palabras 

  • uso excesivo de la goma de borrar

  • no recuerda lo que lee

  • falta de atención

  • dificultad en completar la tarea a tiempo

Integración visuomanual

A veces, las funciones propiamente visuales son correctas y lo que falla es la correcta relación entre el ojo y la mano. La coordinación ojo-mano se desarrolla en actividades donde se utiliza de manera simultánea ojos y manos. La mala caligrafía y dificultad en deportes son las consecuencias más significativas de este tipo de desorden.


Signos que indican posibles problemas de coordinación ojo-mano:

  • mala escritura y caligrafía

  • escribe con desorden y desalineado, se salen de la línea al pintar

  • mala orientación en el papel al colocar números, palabras y dibujos

  • confunde izquierda y derecha

  • los movimientos no son precisos porque no usa la visión

  • sigue la lectura con el dedo

  • palpa los objetos

  • dificultad en apuntar (deportes)

  • dificultad al jugar con juegos que consisten en encajar piezas